Tango

Nos encontramos en las ciudades portuarias de Buenos Aires y Montevideo a final del siglo 19. En las orillas del Río de la Plata las inmigraciones europeas provocadas por las guerras y las grandes inflaciones dejan marcas indelebles. Capital extranjero circula en las ciudades y hay muchos hombres solteros buscándose la suerte. Pronto la cifra de los inmigrantes supera a la cifra de los nativos y con los extranjeros vienen diferentes costumbres, ritmos e historias. El rioplatense es de raíz hispano colonial, indio y africano y formará parte de un intenso mestizaje multicultural. Al mismo tiempo, en Alemania, se inventa un instrumento el cual más tarde será la unión indispensable en las orquestas de tango: el bandoneón.

Fue tu voz, bandoneón,
la que me confió del dolor de fracaso,
que hay en tu gemir;
voz que es fondo de la vida oscura y sin perdón,
del que soñó volar y arrastra su ilusión llorándola…

(Enrique S. Discépolo)

El Tango nace como propio género alrededor de 1900 y tiene su primer auge entre 1900 y 1945. Llevará un tiempo hasta que el Tango se establezca como baile en los salones populares, porque sus raíces provienen del ámbito de los cuarteles militares y los prostíbulos. Inicialmente bailado entre hombres, sus orígenes musicales radican en el Candombe, la Milonga y el Vals Criollo, así como en una fuerte influencia de géneros musicales europeos. Es el baile de las ilusiones no cumplidas, a un compás de cuatro cuartos. Sus letras hablan del amor perdido, del hombre que vino pobre y que se quedó pobre, del engaño y de las noches del Adiós.

Sur,
paredón y después,
Sur,
una luz de almacén…
Ya nunca me verás como me vieras,
recostado en la vidriera
y esperándote.
Y nunca alumbraré con las estrellas
nuestra marcha sin querellas
por las noches de Pompeya
las calles y las lunas suburbanas,
y mi amor y tu ventana,
toda ha muerto, ya lo sé….

(Homero Manzi)

Muchos poetas, bailarines y músicos han llevado el Tango a un nivel artístico extraordinario. Sin embargo sigue siendo un baile de patio creado por el hombre y adornado por la mujer. Un encuentro espontáneo y encantador.

TangoLaPirueta_ESP

Baile
Aviso Legal